Páginas

lunes, 19 de febrero de 2018

Teatro Arizona _Reseña de la actividad extraescolar.


Teatro Arizona


Los alumnos de 4º, fueron al teatro en Sevilla, para ver una representación teatral de la obra llamada Arizona, creada y dirigida por Juan Carlos Rubio y protagonizada por Gema Matarranz y David García Intriago.
Arizona hace una crítica a la creación de fronteras, levantadas con el fin de evitar la inmigración; además hace una crítica contra el machismo, que es sufrido por la protagonista a lo largo de toda la obra.
Arizona es un paso fronterizo entre Estados Unidos y México, al que se mudan los protagonistas George y Margaret de manera voluntaria con el supuesto fin de que no pasaran los inmigrantes hacia Estados Unidos.
A lo largo de toda la obra, George se vuelve un controlador, evitando que su esposa haga preguntas al respecto de la “misión”. Margaret lleva durante toda la obra un sombrero de fieltro rojo, que simboliza que es víctima del maltrato.
La obra fue halagada por los alumnos, ya que toca temas que aún hoy día son una realidad (no en vano, la obra tuvo dos nominaciones a los prestigiosos premios Max, entre ellos al de mejor atriz protagonista). Además, los alumnos tuvieron la gran oportunidad de hablar con los actores y comentar con ellos variados aspectos de la obra al finalizar la misma.

Artículo realizado por las alumnas de 4º: 
Verónica Almenta, Valeria Palma, Aridia Cano y Lucía Albarrán.


Arizona, texto y dirección de Juan Carlos Rubio (reciente Premio Nacional de Teatro “Antero Guardia” 2015  y Premio Andalucía de la Crítica 2014 en la modalidad de Teatro, Premio Lope de Vega de Teatro 2013, Premio HOLA al Mejor Director 2010 -New York-), llega en un momento controvertido para las fronteras europeas, sin embargo fue escrito en 2006 y galardonado ese mismo año con la Mención de honor del Premio de Teatro Lope de Vega y el Premio Fatex Raúl Moreno. Ahora se produce en España protagonizado por Gema Matarranz (Premio Mejor Actriz de Andalucía 2013 y 2015 y nominada como mejor actriz en los Premios Max 2015) y David García-Intriago tras haber sido representado por diferentes compañías en Grecia, Argentina, México y Cuba.



LA MUJER EN LA ROMA CLÁSICA


LA MUJER EN LA ROMA CLÁSICA


Bien son sabidas las desigualdades hacia la mujer en casi todos los ámbitos, pero lo que no es tan conocido es que una de las sociedades más favorecedoras para el papel femenino fue (teniendo en cuenta la época) fue la romana.

Las mujeres podían tomar decisiones por ellas mismas, tener vida pública, poseer propiedades por derecho propio, comprar, vender, heredar, etc. Las mujeres que aportaban una dote cuantiosa al matrimonio gozaban de una especial independencia, pues en caso de divorcio esa parte del patrimonio común regresaba íntegro a ella. Como ocurría en otras sociedades, las viudas eran las que disfrutaban de una mayor libertad, pues controlaban su propio patrimonio y no dependían de ningún hombre más allá de la autoridad que sus hijos varones trataran de ejercer sobre ellas.
Para ponernos en situación tenemos que entender que hablamos de fechas anteriores al 27 a.C. y que sociedades vecinas como la Atenas clásica obligaba a las mujeres a permanecer recluidas y aisladas, lejos de la vida pública.
También había otras incómodas restricciones para las mujeres romanas. El ejemplo más claro es cuando Augusto las relegó a la última fila de los teatros; al igual que los baños o termas femeninos, que eran más pequeños y siempre estaban más llenos que los masculinos. Estos conceptos sólo se aplicaban a las mujeres de las clases altas, las hijas y esposas de los grandes senadores y caballeros. Por desgracia, sabemos muy poco de las mujeres de las clases bajas, ya que las fuentes literarias las ignoran casi por sistema. Es muy probable que su vida fuera incluso más miserable y difícil que las que llevaban los hombres de su misma condición social.
Pero la más llamativa de las desigualdades residía en lo relacionado con el matrimonio: las mujeres no tenían opinión real sobre con quién casarse, o a qué edad (la mayoría de las mujeres contraían alianza en la adolescencia o incluso antes). Sin embargo, teniendo en cuenta que casi ninguna sociedad ha dejado decidir a la mujer qué hacer con su vida amorosa hasta hace relativamente poco, los romanos nos llevaban comparativamente años de ventaja en cuanto a libertad e igualdad de género.

Artículo realizado por los alumnos de 4º Lucía Calzada y Paco Romero

lunes, 12 de febrero de 2018

DÍA DE LOS ENAMORADOS E IDENTIDAD DE GÉNERO


ENAMORARSE Y ESTAR ENAMORADOS....un sentimiento libre que nos hace sentir bien y que el ser humano no puede evitar.
Una de las manifestaciones del amor son los besos.
Mucho tiempo atrás los besos se exteriorizaban mayoritariamente y  puntualmente entre hombres y mujeres, gente de diferente sexo. Incluso se juzgaba al que se enamoraba  de alguien de otra tribu o familia,o de otra raza.
Con el paso del tiempo comienzan a hacerse evidentes públicamente los besos entre gente del mismo sexo y con ellos en muchas ocasiones comienzan a surgir diferentes polémicas al respecto.

Ser respetuosos/as con el sentimiento del amor y una de sus manifestaciones nos hará mejores personas y demostrará que conocemos la realidad del tiempo en el que vivimos.

 ¿Qué sentimos al ver estas imágenes? , ¿ estamos todos/as representados?, ¿nos sentimos identificados?.


La Junta de Andalucía dando visibilidad a la realidad social, ha creado un  PROTOCOLO DE ACTUACIÓN SOBRE IDENTIDAD DE GÉNERO EN EL SISTEMA EDUCATIVO ANDALUZ, que es interesante conocer.
Al leerlo descubrimos la necesidad de saber sobre la identidad de género y la identidad sexual entre otros aspectos.

Estas imágenes que añadimos a continuación no son muy habituales, no estamos tan acostumbrados/as a verlas.
Observa y reflexiona.
¿Qué has pensado al verlas?. ¿Crees que en los dibujos animados debería de aparecer este tipo de imágenes, por qué?. ¿Conoces esta realidad en tu entorno?. 
Plantea un debate sobre el amor y la identidad.
 


lunes, 5 de febrero de 2018

Artículo: “una simple ama de casa”

Cosas que “una simple ama de casa” llamada Jane Jacobs nos sigue enseñando sobre las ciudade. Artículo completo

Un documental para introducirse en el pensamiento y la vida activista de Jane Jacobs. 

En este artículo conoceremos sus planteamientos y el vídeo nos mostrará con más claridad como aquella mujer luchó por la gente de New York.

ARTÍCULO. ¿Cómo una mujer, periodista sin carrera universitaria terminada y madre de tres hijos, consiguió parar algunos de los proyectos urbanísticos más relevantes de ciudades tan simbólicas como Nueva York y Toronto en pleno subidón desarrollista?.
 ¿Cómo una señora a la que sus enemigos trataban de menospreciar calificándola como “una simple ama de casa” se ha convertido en la figura más influyente para buena parte de quienes hoy piensan e intentan hacer un mejor diseño de las ciudades? Las respuestas se pueden encontrar en Citizen Jane: Battle for the City, el documental dirigido por Matt Tyrnauer que desde hace unos días está disponible en Filmin.
La estadounidense Jane Jacobs (1916 – 2006) es esa mujer, esa periodista, esa madre, esa ama de casa, esa activista, esa urbanista. Ella es la protagonista de este documental y una de las inspiradoras de todos los artículos, debates, esfuerzos y políticas que se proponen recuperar la ciudad para las personas desde hace medio siglo. Su figura, de hecho, es hoy mucho más relevante e internacional que en aquellos años en que escribió Muerte y vida en las grandes ciudades (1961) y se propuso frenar la renovación urbana —un tipo de renovación urbana— con una máquina de escribir y una pancarta. Y eso que, aunque ganó algunas batallas, no consiguió parar la hormigonera.

La tía Jane —la he mencionado tantas veces en este blog que me permito estas confianzas— es hoy un símbolo precisamente porque la forma de entender y desarrollar la ciudad que proponía su presunto archienemigo Robert Moses, el zar del urbanismo en Nueva York durante décadas, es la que tiende a imponerse. Y lo hace porque no es un capricho de un señor con ideas más o menos perversas, como Moses, sino el mecanismo necesario de un sistema cuyas venas y arterias son carreteras por las que fluyen coches y que está organizado para arrollar con excavadoras lo micro en favor de lo macro (y en beneficio de unos pocos).
He aquí, en mi opinión, una de las carencias del documental de Tyrnauer, que se centra en la pelea de Jacobs contra Moses, por motivos narrativos comprensibles y porque es cierto que fue un combate muy personalizado, y no termina de explicar que detrás de los planes del malo de la película estaban las fuerzas imparables del mercado. Imparables, sí, porque la tía Jane consiguió salvar Washington Square, conservar Greenwich Village y frenar la Spadina Expressway de Toronto pero su influjo no ha logrado evitar la regeneración privatizadora de Londres o el despiporre de Dubái, por poner sólo dos ejemplos de ciudades brillantes a los ojos de la contemporaneidad.
Por eso, y no para hacer una crítica del documental —muy recomendable, por cierto—, me he sentado a escribir esto, para apuntar tres o cuatro cosas que me han venido a la cabeza al verlo, cosas de la tía Jane que están hoy muy presentes y que hacen de ella ese icono cada vez más relevante y necesario.
Hay que observar la ciudad para entenderla. Jane Jacobs fue periodista free lance y luego fija en una revista de arquitectura, Architectural Forum, donde demostró tener una capacidad de lo más humana que sin embargo parecía ajena a casi todos los arquitectos, urbanistas e incluso sociólogos de la época (y a muchos de los de ahora), que se creían los propietarios únicos del conocimiento sobre ciudad: sabía mirar más allá de los planos y los libros y ver lo que sucedía en la calle.
Gracias a ese superpoder tan poco súper y a su talento para traducirlo en palabras consiguió que sus textos sean libros de instrucciones para entender la “complejidad organizada” de la cosa urbana y logró así impulsar nuevas formas de hacer ciudades a escala humana. Como las de Jan Gehl, respetadísimo urbanista danés autor de otro libro influyente, Ciudades para la gente, y responsable de importantes proyectos que han recuperado espacios para las personas en Copenhague, Nueva York y, sí, Shanghái. Gehl presume de empezar sus planes yendo a los lugares y observando la vida que se desarrolla en ellos, tal como aprendió de Jacobs.
De hecho, la mirada al barrio previa a su transformación en busca del bien común ha ido evolucionando hacia algo más profundo: la participación de la misma gente que habita el barrio en el cambio de su entorno. Un forma de hacer de abajo a arriba también muy jacobsiana que inspira a gentes como Paisaje Transversal, oficina madrileña de referencia en esto de lo participativo que ahora mismo está conduciendo así los procesos de diseño de las próximas supermanzanas de Barcelona, otra herencia de Jane.
La infancia como argumento ganador. Robert Moses quería extender la Quinta Avenida y, como Washington Square le pillaba en medio, arrasar el corazón de un barrio lleno de vida, una plaza en la que los niños podían jugar en paz, una excepción en aquel Nueva York que acababa los cincuenta a tope de power automovilístico. Los hijos de Jane Jacobs y los de otras vecinas, amigas y activistas se sumaron a las manifestaciones. Moses no supo ver el enorme poder argumental de esa protesta hecha por gente pequeña: “Nadie se opone a este proyecto, nadie; nadie, salvo un grupo de madres”, llegó a decir. Perdió el hombre poderoso, ganaron las mujeres y los niños.
Ganaron también en Ámsterdam, cuando una década más tarde se manifestaron, junto a sus familias, bajo el lema “Stop der kindemoord” (“Paremos las muertes infantiles”) y unieron a todo un país para cambiar la cultura del coche y volver a la bici. La visión de la ciudad desde los ojos y la medida de la infancia es también la del pedagogo italiano Francesco Tonucci en La ciudad de los niños, otro libro esencial y un movimiento al que se adhieren cada día lugares de todo el planeta y que representa mejor que ninguno Pontevedra, reconocida internacionalmente como ejemplo de ciudad pacificada y amable para todos. Al estilo Jane.
Lo de los cuidados. En relación con lo anterior —todo tiene relación, claro, todo es complejidad organizada—, uno de los puntos más reconocibles del pensamiento de Jacobs es el de “los ojos en la calle”. En sus paseos observadores, la tía Jane se dio cuenta de que los barrios son más seguros cuanto más vivo conservan su espacio público y más permiten la diversidad de usos. Gente que habita y/o trabaja en una zona, personas que se conocen, confían y cuidan miran las unas por las otras de manera natural para que el ecosistema del que forman parte se mantenga saludable y tranquilo. La ciudad como espacio de diálogo, encuentro y cuidados, un concepto que está muy presente hoy en los debates y propuestas de movimientos sociales y en el urbanismo con perspectiva de género y que se refiere a las actividades relativas al mantenimiento del bienestar de las personas.
No son sólo teorías, son ya prácticas incluso de gobierno: Madrid acaba de anunciar su plan llamado Ciudad de los cuidados, en el que en uno de sus cuatro ámbitos de actuación se habla de acciones “dirigidas a crear ciudades sostenibles, saludables y amigables, fomentando también la implicación de una ciudadanía responsable y comprometida en su conservación y cuidado”. Como se ve, muy Jane y totalmente Jacobs.
La ciudad no es (sólo) un lugar. De hecho, la raíz etimológica de la palabra latina se refiere al conjunto de ciudadanos. La señora Jacobs entendía la ciudad así, como una comunidad de gente, y sus escritos y luchas activistas no iban tanto de defender el valor de paisajes y edificios sino el de las personas que los habitan. Y, sin embargo, últimamente está siendo criticada por todo lo contrario; incluso proclamada, en este artículo de Jacobin, “santa patrona del proyecto liberal de gobernanza urbana”.
Sin ánimo de hacer defensa ciega de nadie, ni siquiera de la tía Jane, que tenía contradicciones y patinazos como cualquiera, tengo la sensación de que a veces en estas críticas se confunden las consecuencias de procesos económicos superiores con las intenciones de originales de su activismo. Por supuesto que ahora, y desde finales de los ochenta, Greenwich Village es un ejemplo de barrio elitizado.
Es evidente que las ideas de Jane Jacobs han acabado calando en pensadores urbanos con fama de alentar la gentrificación como Richard Florida y hasta en políticos de derechas (no tanto en España, donde la mayoría de éstos aún van con la hora Le Corbusier). Y es cierto que ella fue pionera en criticar la diáspora suburbial. Pero, ¿tendría que haberse abstenido de manifestar su rechazo a la Lower Manhattan Expressway y haber dejado que Moses convirtiese el sur de la isla en una autopista porque tres décadas más tarde los inversores iban a redescubrir el interés de los centros urbanos? ¿Debería haber previsto cuando escribió Muerte y vida de las grandes ciudades que muchos años después el capitalismo iba a engullirlo todo y a apropiarse no sólo de los barrios diversos sino hasta de las relaciones sociales entre vecinos y sus momentos de ocio? ¿Era la suya una visión de clase y de raza como algunos dan a entender?
Ella era blanca y de clase media, estaba en contra del comunismo y no era muy fan de las regulaciones pero, como cuenta Citizen Jane, fue paseando por Harlem con William H. Kirk, líder comunitario de ese barrio, como aprendió a observar la vitalidad de las calles. No sólo eso, aunque se la identifica con ese Greenwich Village que es hoy un parque temático de la modernidad mercantilizada, escribió sobre muchos otros barrios y sus teorías son aplicables tanto a zonas del centro como de la periferia.
De lo que ella trataba, finalmente, era de la vida en comunidad y de la posibilidad del activismo para defenderla. Algo que sigue siendo necesario en la actualidad, precisamente para protegernos de la tendencia al individualismo que va a más porque así le gusta al modelo económico imperante. Como dice la cita de Jane con la que se inicia el documental: "Las ciudades tienen la capacidad de dar algo a todos sólo porque, y sólo cuando, están hechas entre todos".
VÍDEO.
  Sobre la película Estreno en España de uno de los títulos más premiados del año centrado en la apasionante batalla entre la activista Jane Jacobs y el urbanista Robert Moses: una lucha por el futuro de NY.

En 1960, el libro de Jane Jacobs 'The Death and Life of Great American Cities' fue todo un hallazgo para la arquitectura por su investigación de las consecuencias que tendría la reconfiguración de las ciudades por parte de urbanistas y arquitectos modernos. Jacobs fue también una activista involucrada en muchos de los movimientos de mediados de siglo que surgieron en la ciudad de Nueva York para detener los planes draconianos de Robert Moses, un poderoso constructor con gran
influencia política.
 

1º premio- corto de coeducación



martes, 23 de enero de 2018

Analizando el cine de dibujos animados de DISNEY






Nos encontramos en el mundo del cine de animación con menos figuras femeninas que realizan labores dentro de la casa como si esa fuera su única función en la vida, pero es interesante analizar los personajes y los guiones de las películas para darnos cuenta de las cosas que han sido, y que no serán si nosotros hacemos por cambiarlas


Visualiza los siguientes vídeos.


Vídeo 1.


Analiza y comenta en tu clase o entorno , qué visión nos daba Disney de la mujer, comenta que aspectos te parecen acertados y cuales no, y por qué.

" A Blancanieves le gustaba limpiar y cuidar de los siete enanitos mientras esperaba que su príncipe la rescatara. Bella dejó sus sueños por vivir con la Bestia. Disney ha empleado el estereotipo de roles con el que crecieron muchas generaciones."

Vídeo 2.

Qué piensan los hombres y la mujeres de la actitud o posición personal de cada uno de ellos.¿Cómo es Gastón?
 Abre un debate en clase y posiciónate. 
Puedes preparar pequeños guiones y escenificar situaciones diferentes,  hacer pequeños teatros donde cada uno tenga un papel, de esa manera, llevando el cine a la realidad te darás cuenta de muchas cosas.
Sin dar nombres, analiza situaciones similares y coméntalas en clase.


Comenta este vídeo después de verlo y escuchar los comentarios.Príncipes de Disney convertidos en mujeres.




Imagina un mundo más real dentro de Disney. ¿Cómo sería?

 Lee este artículo.

"Los hombres no te buscan si les hablas. No creo que les quieras aburrir. Allí arriba, es preferible que las damas no conversen, a no ser que no te quieras divertir. Verás que no logras nada conversando, a menos que los pienses ahuyentar. Admirada tú serás, si callada siempre estás. Sujeta bien tu lengua y triunfarás”. 

La factoría Disney puso en boca de Úrsula esta frase con la que la mala malísima de la película trata de convencer a Ariel para que acceda al contrato que esta le propone y por el que recibirá unas bonitas piernas, único requisito para reunirse con su príncipe fuera del mar. A cambio, ella le deberá entregar a la villana su voz, por lo que no podrá volver a cantar. Tampoco, podrá hablar, expresarse u opinar a través de las palabras, algo que, por otro lado, no resulta tan atractivo para conquistar a los hombres del exterior, según le insiste Úrsula

No hace falta mencionar que la joven acepta la transacción sin poner demasiada resistencia, justificando su decisión en el profundo amor que le profesa a su amado (con el que por cierto, solo ha coincidido en una ocasión). Y aunque eso implique no volver a comunicarse nunca más.

Desde su nacimiento en la primera mitad del siglo pasado, Disney ha sido fuente inagotable de creatividad, dando vida a cientos de caricaturas y personajes míticos de fantasía. Sus largometrajes de animación, más allá de ser parte de la memoria histórica del séptimo arte, se han instituido como piezas audiovisuales con capacidad de influenciar a los niños (y posterior adultos) de muchas generaciones con sus construcciones ideológicas sobre los roles de las personas. 

En sus primeros años, la productora consolidó con cada película unas señas de identidad propias, bajo la visión empresarial y creativa de Walt Disney, del que se dice era alcohólico, neurótico y arrastraba problemas sicológicos debido a las palizas que recibió de su progenitor durante su infancia. Es por ello que en todas sus caricaturas se identifican rasgos característicos y homogéneos en función de su sexo

En el caso de los personajes femeninos, el modelo más promovido es el de una mujer con una belleza fuera de lo común, subordinada y enamoradiza, capaz de poner su vida en función del príncipe, aunque eso signifique renunciar a sus sueños y seres queridos. “La mujer es sumisa y obediente, se guía por sus emociones, se orienta al amor y al matrimonio, es la que cuida de la familia y de la casa”, explica Patricia Digón Regueiro,  profesora de la Universidad de A Coruña (España), en su artículo El caduco mundo de Disney: propuesta de análisis crítico en la escuela.  

En el Rey León, por ejemplo, las leonas tienen un papel dependiente frente a los leones. La ausencia de una figura masculina en sus filas que las capitanee a la revolución, les incapacita para rebelarse contra Scar cuanto este toma el poder. No es hasta que Simba reclama el trono que le ha usurpado su tío que ellas luchan por su libertad. 

En el caso de Jasmine, su papel se reduce a ser el objeto de deseo del protagonista varón y del malvado Jaffar, quien no duda en acosarla sexualmente o encadenarla a modo de esclava en diferentes momentos del largometraje. Tampoco faltan las referencias sexistas en los diálogos: "Veo que os habéis quedado sin habla: una cualidad muy apreciada en la mujer", le reprende Jaffar.  

Si bien es cierto que la princesa hace gala de algunos repuntes de rebeldía, son los personajes varones quienes definen su vida a lo largo de toda la película, por no decir que la temática que justifica la existencia de esta caricatura gira alrededor de su matrimonio y del posible candidato que logre llevarla al altar.

Bella también tiene que enfrentarse a la represión del resto de personajes de La Bella y la Bestia, haciendo gala de una tímida independencia. "El pueblo entero lo comenta: no está bien que una mujer empiece a tener ideas y a pensar", le increpa su padre en un momento de la película. La actitud de este personaje es mucho más activa que sus homólogas anteriores, sin embargo, la joven renuncia finalmente a sus sueños de viajar y cultivarse por tener su final feliz al lado del príncipe. De hecho, ella personifica el cliché de que una mujer, con su dulzura y su ternura, puede cambiar a un hombre agresivo y violento.

Lara Zapata Fiedler, en su ensayo Los estereotipos de mujeres en las películas de Disney, distingue una falta de superación personal en los personajes femeninos de la productora. Afirma que existe una “necesidad de que haya una figura masculina de por medio que incentive y complete esta superación. (…) Se sugiere que la realización de una mujer, llámese felicidad, está  directamente relacionada con la formación de una familia tipo, donde la mujer se casa, tiene hijos, vive para estos y no para su realización personal”.

Ese es el caso de Blancanieves, un estereotipo de la mujer ama de casa estadounidense de principios del siglo XX, encargada del cuidado de sus hijos (representados estos por los siete enanitos) y del hogar (el primer impulso que tiene la princesa al llegar a la morada de los siete varones es ponerse a limpiar). 

La joven también encarna el rol de fémina reprimida y sumisa, sin mayores inquietudes que “que un gentil galán, me entregue su amor, escuchar su voz en una dulce canción y oírle cantar su intensa pasión". Por otro lado, cabe resaltar que es la impresionante belleza de Blancanieves lo que motiva el interés del príncipe azul por ella. Parece que ni el caracter, ni la inteligencia (que, por cierto, brillan ambas por su ausencia) o cualquier rasgo de la personalidad, resultan atractivos a los ojos del galán o son cualidades necesarias para ganarse el amor del amado. 

El paso del tiempo ha tenido sus efectos en el modelo de mujer por el que se decantaba Disney. Pocahontas fue una de las primeras en inaugurar la “revolución feminista” de la factoría de animación a la hora de presentar a sus personajes femeninos. Ella es una de las primeras que no impone el amor  a sus valores, que no renuncia a sus orígenes, familia o ubicación geográfica por seguir los pasos de aquel a quien ama.

Después de ella, personajes como Mulán, la princesa Mérida de Brave o Elsa, la protagonista de Frozen. Representaciones de mujeres fuertes, con personalidad y arrojo que luchan por sus convicciones y que no esperan que un príncipe azul las salve de su destino. Ellas se proporcionan su propio final feliz. Y si encima se enamoran de un hombre en el camino hacia esa meta, 2X1 en elhappy ending.

lunes, 15 de enero de 2018

I- NUESTRO CENTRO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO: ZAPATOS.

Zapato: Investigando el simbolismo del zapato nos encontramos que es simbolo de propiedad y va unido a la persona para proteger su caminar.

 Hemos elegido el zapato como elemneto para denunciar la violencia de género porque es el objeto que se desprende de la victima cuando se produce una agresión.
Pasamos a ver los trabajos de nuestro alumnado.


Cada zapato es la manifestración plástica y espresiva de una emoción y un pensamiento diferente.
 Los objetos artísticos van acompañados de una explicación escrita.
Son apuestas artística de denuncia realizada por el alumnado de 4º ESO.



La visión de estos trabajos en la entrada del centro no ha dejado indiferente.



A veces nos encontramos con algún trabajo en el que se manifiestan las expresiones orales que definen a una persona que esta maltratando o controlando a otra.


Después de la exposición, el alumnado propueso vestirse de negro e hicimos una "performance" en la hora del recreo.

Esta consistía en hacer un cortejo fúnebre.
Cada uno/una portaba en la mano un zapato y al compás de un ritmo fúnebre, se celebró un paseo silencioso y triste que recorrió todo el patio ante la mirada espectante del público asistente.
Hubo mucho respeto y conseguimos el resultado deseado.

martes, 19 de diciembre de 2017

JUEGO Y JUGUETE


ELEGIR BIEN LOS JUGUETES LES AYUDA A SER LO QUE QUIEREN

CAMPAÑA JUEGO Y JUGUETE NO SEXISTA, NO VIOLENTO


El Instituto Andaluz de la Mujer realiza anualmente la Campaña del Juego y el Juguete No sexista, No violento, dirigida tanto al público en general como al ámbito educativo más directamente, con la finalidad de sensibilizar sobre la necesidad de eliminar el contenido sexista y violento de muchos juegos y juguetes y contribuir así al desarrollo de actitudes y comportamientos de cooperación, respeto a las diferencias y relaciones de igualdad entre las niñas y los niños.

A pesar de todas las campañas para eliminar las desigualdades y fomentar la igualdad en las niñas y niños, los anuncios navideños, ponen de nuevo cada año sobre la mesa cómo los juguetes mantienen aún los estereotipos que segregan a niñas y niños en universos con roles sociales bien diferenciados y sobre todo, desigualitarios. Consultar el enlace de la campaña para ver todos los detalles del contenido y actividades..

El Programa "La Violencia No es un Juego" del Instituto Andaluz de la Mujer consiste en un programa de coeducación y prevención de la violencia de género iniciado por el IAM en 2011 a través de las redes sociales y canales temáticos. Al mismo se vinculan tanto la como la "Campaña del Juego y el Juguete No Sexista, No Violento".


VÍDEOS RELACIONADOS CON EL TEMA

Campaña IAM 2017/18
Jugar no tiene género. Área de Igualdad Ayuntamiento de Málaga
Presentación: juguete no sexista.

! FELICES FIESTAS LES DESEA EL IES SAN ANTONIO!